viernes, 29 de marzo de 2013

La ciudad de los muchachos.

Escondido entre los bosques de la montaña de collserola, detrás del Tibidabo, camino hacia la Hermita de Sant Medir . Yacen las ruinas de la antigua escuela. 
Fue un internado para personas huérfanas, abandonadas o sin recursos económicos.En nuestra visita nos encontramos con algún suceso extraordinario y poco frecuente, siendo este orfanato de los únicos lugares en que lo inexplicable se presenta.Para nosotros todos estos sucesos son por ahora un misterio no resuelto. 




































2 comentarios:

  1. Me ha gustado bastante el reportaje compañero :D
    Veo que en ocasiones te gusta ir de noche a los sitios, jajaaj yo no me atrevería, y menos sola :D
    Saludos!!!

    ResponderEliminar
  2. La verdad es que no fui solo y que nos pasaron cosas bastantes extrañas en este abandono,yo solo,solo, no me gusta ir,pero lo mejor es ir dos o tres y si es de noche muchas mas emociones.Saludos Alegolu!!

    ResponderEliminar